“Para acercarle un conjunto de propuestas diseñadas desde las necesidades y la visión de las pymes que buscan resolver los serios problemas de financiamiento con los que actualmente lidia el sector”, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) -de la cual el CECIS es miembro- envió una nota al ministro de Producción de la Nación, Dante Sica.

La entidad considera que “las tasas de financiamiento de las pequeñas y medianas empresas crecieron sustancialmente en los últimos meses, alcanzando niveles incompatibles con la rentabilidad actual que están obteniendo sus proyectos. Además, se suma que hay pocos créditos accesibles en el mercado para financiar capital de trabajo, compras de maquinarias, insumos o nuevas inversiones que mejoren la competitividad de la empresa, la exportación y el aprovechamiento de las nuevas condiciones que presenta el mercado”.

La CAME, por otra parte, entiende que “la adversa coyuntura actual hace que las pymes se encuentren con altos niveles de endeudamiento. Sus pasivos financieros ascienden a $490 mil millones, según datos del Banco Central, teniendo en cuenta todo tipo de créditos, con tasas que promedian el 50%-60% anual. Además, se trata de dinero que no ingresa al sistema productivo, sino que es drenado en el canal especulativo”.

“Las dificultades para pagar en tiempo y forma esas deudas generan una espiral creciente de pasivos que están asfixiando financieramente a la empresa y deteriorando las cadenas de pagos”, afirmó la Confederación.

La citada entidad cree que es “fundamental que se consideren estas propuestas como paliativos de la situación planteada, buscando garantizar así la supervivencia de las más de 800 mil Pymes nacionales, y proteger con ello la creación de empresas, su consecuente generación de empleo y el ingreso familiar”.