El Gobierno Nacional, mediante el Decreto 487/2020, prorrogó por 60 días la prohibición de efectuar despidos sin justa causa o bajo pretexto de disminución de trabajo o fuerza mayor, con el objetivo continuar garantizando la conservación de los puestos de trabajo y mantener los ingresos de la población.

La normativa -según lo informó la CAME por circular difundida a primera hora de la tarde de ayer- aclara que quedan exceptuadas las suspensiones que sean pactadas individual o colectivamente u homologadas por la autoridad de aplicación en el marco de los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo.

Además, el decreto señala que los despidos y suspensiones que se produzcan a pesar de la prohibición no producirán efecto alguno, y se mantendrán vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales.

Quienes deseen acceder al Decreto 487/2020 deberán hacer clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *