En una nueva sesión –bajo modalidad virtual- del “Ateneo Ruso-Argentino”, de reciente constitución, universidades públicas nacionales mostraron clara intención de afianzar vínculos con Instituciones y entidades rusas en los campos de la ciencia, la educación, el comercio y la innovación tecnológica.

Tomaron parte de ese encuentro la Universidad Nacional del Río Cuarto (UNRC), la Universidad  Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN), la Universidad Nacional del Sur  y la Universidad Nacional de La Plata.

Completaron el staff del Ateneo Olga Murátova, directora de la Casa de Rusia en Buenos Aires, junto a Maxim Rozhnev, por parte de la representación comercial de la Federación de Rusia, y el abogado tandilense Alejandro Rossi, coordinador de la Mesa de Trabajo Regional.

Por la UNRC intervinieron el Dr. Luis Otero, Secretario de Ciencia y Técnica, y el Ing. Leonardo Molisani, profesor de la Facultad de Ingeniería, quien presentó a los invitados por la región de Río Cuarto en el Ateneo.

Confluyeron también representantes de sectores productivos, servicios y de la innovación tecnológica, tales como el Centro Empresario, Comercial, Industrial y de Servicios de Río Cuarto (CECIS) y la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Río Cuarto – en busca de estrechar colaboración futura en el área de la metalmecánica-, Cámara de Proveedores de la Industria Minera, Federación de Proveedores del Servicio de TV por Cable, Talleres Tandil, Redimec, Instituto Pladema, Elektrogen, Dacssi, Metalmecánica Silvoso de San Martín, Unión Industrial de Bahía Blanca y directivos del grupo inversor ruso Transmashholding – TMH.

“Consolidar la labor conjunta”

“Disertaron en el evento directivos del Centro para la Transferencia de Tecnología y Comercialización de la Universidad Estatal de Novosibirsk y autoridades del Comité Nacional de promoción de la colaboración Económica en Latinoamérica”, se detalló desde la entidad anfitriona que preside Eric Calcagno, ex embajador de la Argentina en Francia.

En resumen, afianzar vínculos con instituciones y entidades de origen ruso, en disciplinas científicas, educativas y en herramientas de innovación tecnológica, fue el objetivo del encuentro.

De tal manera, fue considerado propicio para consolidar “la labor conjunta entre las autoridades y dependencias del gobierno ruso, las cuatro universidades nacionales y diversas organizaciones del sector productivo -público y privado- quienes mantendrán un estrecho lazo institucional con la posibilidad de generar nuevas actividades que promuevan intereses comerciales entre ambos países y el intercambio de conocimientos científico entre sus investigadores”.

Así, actores del ámbito público – privado refuerzan los desarrollos que se planifican en este Ateneo.