En relación con la imposición del pago de un bono de fin de año para trabajadores del sector privado anunciado por el Gobierno nacional, el Centro Empresario, Comercial, Industrial y de Servicios de Río Cuarto (CECIS) manifiesta su preocupación frente a una medida inconsulta y que, además, no considera la realidad del sector empresario pyme comercial y de servicios.

Si bien reconoce que este bono implica una ayuda ante la necesidad de recomponer los ingresos de las familias que se ven afectadas por el constante incremento de los precios, la entidad entiende que el sector comercial y de servicios es uno de los grandes afectados por esta crisis económica, por la que ya acumulan seis meses consecutivos de caídas interanuales en las cantidades vendidas. Añade el CECIS que a esto se suma el inminente pago del sueldo del mes de diciembre, del sueldo anual complementario y de las vacaciones.

Asimismo el sector industrial afronta actualmente el problema de la falta de insumos importados, a lo que se suma que la mayoría de los gremios del sector han acordado con porcentajes  por sobre la inflación.

En este sentido, la institución cree que asumir el pago de un bono atenta contra la ya escasa rentabilidad de la mayoría de las pymes. Asimismo, sugiere que la disposición recientemente anunciada pueda ser llevada a cabo en tanto y en cuanto las empresas puedan deducir ese pago del correspondiente aporte y contribuciones patronales que se realizan a través del F 931.