Luego de un 2020 muy difícil, cargado de adversidades, que ha dejado marcas en nosotros, en algunos casos imborrables, seguramente, renovemos -pese a todo- nuestras esperanzas y energías, entregando siempre nuestro trabajo y esfuerzo.

Que el año por iniciarse resulte pleno en oportunidades, aliente y permita generar condiciones que contribuyan a mejorar la calidad de vida de quienes habitamos esta querida tierra argentina.

Es el ferviente deseo del Centro Empresario, Comercial, Industrial y de Servicios de Río Cuarto