El Banco de la Nación anunció la puesta en marcha de una línea de créditos para el sector turístico de  3.000 millones de pesos, con tasas de interés bonificadas al 0% durante el primer año, que beneficiará a más de 10.000 pymes.

Se trata de préstamos para capital de trabajo, con respaldo del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo, cuyo “monto máximo a financiar a mipymes y autónomos es hasta dos meses y medio de facturación del solicitante, importe que surgirá del promedio mensual de ventas del período 2019, con un tope de $10.000.000”, se señaló en un comunicado.

Para los monotributistas de las categorías A, B y C será de hasta 50.000 pesos, mientras que para contribuyentes de las restantes categorías podrán alcanzar los 200.000 pesos, con tasa de interés del 24% nominal anual fija.

Después del período de tasa cero, la bonificación será de 6 puntos porcentuales anuales, de lo que “resulta una tasa final para el beneficiario equivalente al 0% desde cuota 1 a 12, y del 18% desde cuota 13 a la cuota 24”, agrega.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, quien participó del lanzamiento, reivindicó el “rol estratégico” del sector beneficiario e interpretó que “después de la nueva normalidad, el turismo va a ser uno de los grandes protagonistas de la reactivación económica” de la Argentina.

También asistió el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien remarcó la importancia de la nueva línea de créditos para pymes turísticas y sostuvo que con estas medidas, el Gobierno busca acompañar al sector.

El presidente del Banco de la Nación, Eduardo Hecker, valoró el financiamiento para empresas turísticas, ya que “es una de las áreas más afectadas por la pandemia, pero que se puede transformar rápidamente en un sector dinamizador de la actividad económica en el país”.