IVA Canasta Alimentaria – Reducción temporal Tasa 0% en las ventas a consumidor final

Informe elaborado por el Departamento de Política Tributaria del CECIS en relación con el Decreto 567/2019 – Impuesto al  Valor Agregado  – Canasta Alimentaria – Reducción temporal  Tasa 0% en las ventas a consumidor final.

Cualquier duda o consulta sobre el tema los interesados  podrán canalizarla a través de cecis@cecis.org.ar

Sumario: Decreto 567/2019 – Impuesto al  Valor Agregado  – Canasta Alimentaria – Reducción temporal  Tasa 0% en las ventas a consumidor final.

ARTÍCULO 1°.- La venta de los productos de la canasta alimentaria que se detallan en el Anexo que forma parte integrante de la presente medida, estará alcanzada por una alícuota equivalente al CERO POR CIENTO (0%) en el impuesto al valor agregado, establecido por la Ley de Impuesto al Valor Agregado, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones, cuando se comercialicen a consumidores finales.

ARTÍCULO 2º.- La presente medida comenzará a regir a partir de su publicación en el Boletín Oficial, hasta el 31 de diciembre de 2019, inclusive.

Por Decreto 567/2019 (B.O. 16/08/2019) se establece alícuota  del  0% en el impuesto al valor agregado para ciertos productos de la canasta familiar.

Tratamiento especial aplicable en la etapa final del consumo, es decir, el beneficio opera exclusivamente para la venta de tales productos a sujetos que, frente al impuesto al valor agregado, revisten el carácter de  “consumidor final”

Vigencia: desde el 16 de agosto hasta el 31 de diciembre de 2019.

Productos alcanzados (s/ Anexo I): a) Aceite de girasol, maíz y mezcla. b) Arroz. c) Azúcar. d) Conservas de frutas, hortalizas y legumbres. e) Harina de maíz. f) Harinas de trigo. g) Huevos. h) Leche fluida entera o descremada con aditivos. i) Pan. j) Pan rallado y/o rebozador. k) Pastas secas. l) Yerba mate, mate cocido y té. m) Yogur entero y/o descremado”.

Carácter de “consumidor final”: Para que proceda el beneficio de alícuota 0% a los productos indicados precedentemente, la venta debe realizarse a sujetos que revistan el carácter de “consumidor final”

Se entiende como “consumidor final” a todo comprador o adquirente de tales productos, que conforme  la magnitud de la transacción o compra pueda presumirse que se trata de consumidores finales,  considerándose a estos como aquellas personas humanas que adquieren tales bienes para destinarlos exclusivamente a su uso o consumo particular

Respecto del “sujeto vendedor” – Supermercado, Autoservicio, Almacén, etc. – al estar tales operaciones de ventas de productos de la canasta básica gravada con alícuota 0%, los créditos fiscales originados en las compras de estos productos, se computan libremente contra otras operaciones gravadas realizadas por el sujeto vendedor, que generen débitos fiscales.  De este modo, se concreta la “no incidencia” del gravamen  en el precio  final del bien gravado a tasa 0%.

A modo de colofón, destacamos que la normativa legal referenciada estableció gravar con alícuota 0% la etapa de comercialización con “consumidores finales” y no la “exención” de esta etapa.  La modalidad de exención en la etapa final  hubiera producido el denominado efecto piramidación o efecto cascada, propio de los impuestos al consumo.

Por otra parte, tal disposición, en nada cambia o modifica la situación de los sujetos /contribuyentes adheridos al Régimen Simplificado de Pequeños Contribuyentes – Monotributo -;  tanto en los aspectos referidos a la carga tributaria y estructura de costos, como en la consecuente política de fijación de precios de ventas  a consumidores  finales.