El CECIS expuso ante la Provincia la crítica situación de las pymes riocuartenses

Directivos de la entidad se entrevistaron con el ministro Roberto Avalle.

En horas de la mañana del jueves 9 de mayo, integrantes de la conducción del Centro Empresario, Comercial, Industrial y de Servicios de Río Cuarto (CECIS) mantuvieron una reunión, en Córdoba, con el ministro de Industria, Comercio y Minería del Gobierno de la Provincia, Roberto Avalle, a quien le detallaron las principales inquietudes que se advierten en el ámbito de los distintos sectores representados.

Por la entidad concurrieron Atilio Lunardi, Sergio Saleme y Angeles Santander, quienes –como parte de los puntos considerados- le explicaron al funcionario que las pymes locales están atravesando una situación crítica, caracterizada por los altos índices de deudas, morosidad impositiva, pocas líneas de créditos accesibles y ventas ampliamente disminuidas.

También propusieron trabajar mancomunadamente en la confección de una agenda para desplegar en el mediano plazo. Además, se dialogó sobre la necesidad de una tarea conjunta de los ministerios de Industria y de Educación para diagramar currículas de colegios técnicos acordes con las demandas de las industrias cordobesas.

Otras de las preocupaciones transmitidas al ministro fueron la suba de tarifas y problemas en la devolución de saldos a favor de contribuyentes del Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

Potro lado, dentro del extenso temario abordado figuraron pedidos tales como tasa cero para capital de trabajo o pagar sueldos en los próximos seis meses; suspensión total de trabas financieras frente a morosidad en los pagos impositivos; determinación de un mecanismo de empresas en crisis; la situación generada en lo atinente a los controladores fiscales y cambios de memoria, ya que, si bien la AFIP otorgó una prórroga, preocupan los costos muy elevados que supone cambiar los controladores.

Se conversó con el ministro, a su vez, acerca de los serios perjuicios que afectan al sector derivados de las ventas por redes sociales, sin pagar los correspondientes impuestos, y la venta ilegal  en general -lo que, por supuesto, es un problema transversal para todas las actividades-, por lo que se solicitó mayor firmeza en la actuación de los órganos de contralor.

En la oportunidad, se hizo entrega al ministro de un escrito en el que están reflejadas las dificultades que deben enfrentar las empresas en la actualidad, por lo cual se peticionó que los distintos niveles del Estado proceden con la celeridad que la situación exige, y que deben arbitrarse todos los recursos que se tengan al alcance para proteger a las pymes y para que no sigan cayendo puestos de trabajo.