Reducción de las contribuciones patronales

A partir del martes 3 de abril se efectiviza la reducción de las contribuciones patronales a la seguridad social y la unificación de las alícuotas previstas en la Reforma Tributaria para disminuir los costos laborales a las empresas.

Así lo informó la CAME, que explicó que, habiendo entrado en vigencia la nueva versión del aplicativo “Sistema de Cálculo de Obligaciones de Seguridad Social (SICOSS)”, comienza a regir esta iniciativa que busca formalizar el empleo en relación de dependencia reduciendo los costos laborales y el trabajo en negro, alcanzando a todas las modalidades de contratación de la Ley de Contrato de Trabajo y del Régimen Nacional de Trabajo Agrario.

Destacó la entidad que la Ley 27.430 de Reforma Tributaria creó un Mínimo No Imponible (MNI) que arranca en $2.400 sobre el cual no se pagarán las contribuciones patronales desde el devengado de los sueldos de febrero hasta diciembre de 2018. Ese monto aumenta, ajustado por inflación, en forma gradual hasta alcanzar los $12.000, a valores de hoy, a partir de enero de 2022. Se eliminará un porcentaje año tras año, del decreto 814/01 que permitía computar un proporcional de las contribuciones patronales como crédito fiscal del IVA, llegando al 2022 donde desaparecerá totalmente el beneficio.

A continuación, se detalla cómo será la evolución del Mínimo No Imponible año a año:

  • De $2.400, a partir del 2018.
  • De $9.200, a partir del 2021, actualizada por el IPC del INDEC, acumulado desde noviembre de 2017.
  • De $4.600, a partir del 2019, actualizada por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC, acumulado desde noviembre de 2017.
  • De $11.500, a partir del 2022, actualizada por el IPC del INDEC, acumulado desde noviembre de 2017.

Precisó la CAME que la reforma también unificó en forma gradual las alícuotas de las cargas sociales que los empleadores ingresan a la AFIP en concepto de contribuciones patronales con destino a la Seguridad Social. La unificación de las alícuotas también se implementa de manera gradual, hasta confluir en el 19,5% en enero de 2022. Este año se reducen del 21% al 20,70% la locación y prestación de servicios y aumentan del 17% al 17,50% para producción de bienes y otros.

La institución citada aclaró que, a través de su sector de Economías Regionales, se están realizando gestiones solicitando la aplicación, de manera inmediata, del nuevo Mínimo No Imponible de $12.000 de salario bruto para las contribuciones patronales (Art. 167 y 173 de la Ley 27.430). Su adelantamiento -expresó- generaría una reducción en el costo de contratar mano de obra que en el caso de las producciones regionales es, por lo general, de carácter intensivo.